¡Ya trae agua el San Rodrigo!

    Después de muchos años de que el río San Rodrigo no descargaba sus aguas en el  Bravo, el pasado viernes 29 de marzo vimos cómo el agua cruzó por el puente de El Moral y llegó al río Bravo.

Esperamos que esta decisión del nuevo Director Local de la CONAGUA en Coahuila, Ing. Hugo Martínez González forme parte de una estrategia de largo plazo de recuperación de los servicios ecosistémicos de los ríos de Coahuila y el retorno del flujo y régimen hidrológico naturales de los ríos, así como establecer las bases para lograr un uso más eficiente del agua de uso agrícola cuya ineficiencia nos ha convertido en uno de los mayores importadores de agua virtual a través de los alimentos.

Otro aspecto que ha alterado drásticamente la hidromorfología del río es la actividad minera. Esta actividad debe realizarse fuera del cauce y zonas inundables de los ríos. Los lomeríos de la Región Norte de Coahuila son abundantes en agregados pétreos que satisfacen plenamente las necesidades de volumen y características de la industria minera y de la construcción. El material pétreo del río es el mismo de las lomas, de aquí proviene porque es arrastrado por la erosión de las riberas y laderas adyacentes. Los ecosistemas ribereños no se van a recuperar mientras esta actividad se siga realizando en ellos.

Esperamos que la protección de los ríos forme parte de las políticas públicas en los diferentes niveles de gobierno.