Recordación del día mundial del medio ambiente en Coahuila: Los ríos

Las causas de la pérdida de biodiversidad y de recursos naturales en Coahuila, particularmente en los ríos como el San Rodrigo, son las actividades humanas, una de ellas es la construcción de la presa La Fragua en la década de los años ochenta del siglo XX, y la extracción de materiales para la construcción de su lecho y riberas por más de 30 años. Ambas actividades han ocasionado la desaparición de amplias áreas de vegetación en las zonas inundables, ya sea por estrés hídrico a causa del manejo que las autoridades del agua, CONAGUA, han hecho del recurso sin ponderar las funciones que desempeña el río como son la de purificar el agua, moderar inundaciones y sequías, mantener el hábitat propicio para la vida acuícola, silvestre y aves, fertilidad del suelo y belleza del paisaje.

Por lo tanto, las autoridades ambientales también son responsables del daño ambiental y la pérdida de biodiversidad, ya sea por acción u omisión al no actuar oportunamente a favor de nuestros recursos naturales. No obstante que es bien sabido por las autoridades ambientales, como la Secretaría de Medio Ambiente de Coahuila, que el uso excesivo e indiscriminado de recursos naturales ha mermado alarmantemente la riqueza biológica y por lo tanto los servicios que proporcionan, no existe coordinación entre los distintos niveles de la administración pública ya sea la federal, estatal o municipal, ya no para rescatar lo perdido, sino para detener la continua e inexorable destrucción de los sistemas riparios o para conocer la magnitud del daño ocasionado y el tamaño de la pérdida de biodiversidad. 

De acuerdo con la Comisión Mundial de Presas (WCD), en México existen 537 presas de grandes dimensiones. La presa La Fragua se considera como de grandes dimensiones ya que su cortina tiene más de 15 metros de alto (altura de 24.7 metros) y su capacidad es superior a los 30 millones de metros cúbicos de agua (capacidad de 45 millones). A nivel mundial la tendencia es hacia la desconstrucción de presas para permitir el libre flujo del agua, sedimentos y población acuícola y restablecer los patrones naturales de flujo del río a lo largo del año.

Los resultados de evaluaciones internacionales que se han hecho para conocer el probable beneficio de las presas son negativos, como el elaborado por la misma WCD; esta Comisión no desconoce la contribución de las presas al desarrollo humano, pero el precio pagado por los beneficios, sobre todo los sociales y los ambientales, han sido muy altos y pudieron haberse evitado. En México, el representante del Consejo de Cuenca del río Colorado recientemente declaró que se pagarán las consecuencias por haberle quitado el agua al río Colorado con presas.

La operación de la maquinaria y equipo para extracción y transporte del mineral no metálico del cauce, riberas y laderas de los lomeríos adyacentes al río han ocasionado la total deforestación y dejado al suelo desnudo y expuesto a los fenómenos meteorológicos, agravando los efectos devastadores en los municipios de Piedras Negras y Zaragoza. La entidad responsable del otorgamiento de los permisos es también la CONAGUA; la PROFEPA, de verificar el cumplimiento de la normatividad ambiental para el desarrollo sustentable.

Esperamos que en este Día Mundial del Medio Ambiente las autoridades del sector realicen una evaluación del capital natural perdido y que el día lo conmemoremos con hechos, no con palabras. Si el desastre se ha ocasionado en una generación, ¿que no haremos en dos?